CORROSIÓN DEL HORMIGÓN ARMADO: ¡ENTIENDA POR QUÉ OCURRE Y CÓMO EVITARLO! - EVEHX
  41. 3133-3000    
  evehx@evehx.com
 
     
CORROSIÓN DEL HORMIGÓN ARMADO: ¡ENTIENDA POR QUÉ OCURRE Y CÓMO EVITARLO!

La corrosión en las estructuras de hormigón armado a menudo asusta a las personas, ya que testifican contra la calidad del trabajo. Sin embargo, ¿por qué ocurre este tipo de situaciones? ¿Hay alguna forma de evitar este problema?

Para ayudarte a responder estas preguntas, decidimos publicar este artículo, analizando algunas características del hormigón armado, además de darte consejos para evitar que tu estructura de hormigón sufra los efectos de la corrosión.

¿Por qué ocurre la corrosión?

La corrosión es un proceso natural, provocado por la exposición del elemento metálico a la humedad y los gases que forman parte del medio ambiente. Esta exposición de la estructura metálica ocurre cuando el hormigón alrededor del acero presenta fallas.
En las regiones de playa, esto es más común debido a la acción de los cloruros.

¿Cómo prevenir la corrosión del hormigón armado?

La forma más sencilla para evitar fallas en el hormigón es respetar el cumplimiento de las normas.
Además, es muy importante considerar los problemas ambientales del proyecto. Como ya se mencionó, las regiones costeras tienden a sufrir más corrosión, aunque puede ocurrir en cualquier lugar.

También es posible utilizar materiales de protección superficial, impermeabilizando y protegiendo la superficie y evitando que agentes externos accedan a la estructura con mayor facilidad.

Algunos de estos materiales son pinturas y barnices. Crean una película que protege el área exterior de la estructura. También hay bloqueadores. Estos productos se absorben y crean una reacción química que altera la penetración de la humedad.

En algunos casos, es posible utilizar técnicas de hormigón pretensado, que son más resistentes y tienen mayor durabilidad que el hormigón armado.

¿Cuáles son los señales de corrosión en el hormigón armado?

Las grietas son los señales más comunes de que la estructura de hormigón armado está sufriendo corrosión. También pueden aparecer manchas en la superficie.

Al verificar estas señales, es necesario crear un plan de acción para corregir las fallas, ya que pueden representar un riesgo estructural. Esta restauración puede ocurrir de varias formas, dependiendo del tipo de estructura.

Algunas estructuras de hormigón muestran señales de deterioro a lo largo de los años. Sin embargo, cuando esto ocurre, es necesario iniciar un plan de restauración rápidamente, evitando la corrosión del hormigón armado.

Por este motivo, muchos profesionales optan por utilizar hormigón pretensado, ya que tiene una mayor resistencia en relación con la intemperie, fuerzas externas e internas. Antes de empezar a trabajar, verifique la posibilidad de utilizar este tipo de hormigón, asegurando más calidad para su cliente.